COLONIA TATACUÁ. En articulación con el municipio se avanzó en regularización de lotes fiscales

Más de 20 predios fiscales de la Colonia Tatacuá preadjudicó el Instituto Correntino del Agua y del Ambiente (ICAA) en un encuentro realizado en el polideportivo de esa localidad, con la presencia de las familias beneficiarias y de instituciones locales, como así también legisladores provinciales y autoridades municipales.

Las autoridades presentes destacaron la relevancia del trabajo que se realiza en esa localidad para efectivizar la regularización de dominio de tenencia de las tierras fiscales existentes, orientados a facilitar la actividad que desarrollan numerosos vecinos de producción agrícola y fruti-hortícola y mejoramiento de la calidad de vida de la población.

Se encontraban presentes el administrador general del ICAA ingeniero Mario Rubén Rujana, el intendente de esa localidad Sergio Ramirez, el senador Sergio Flinta, el presidente del Concejo Deliberante de Corrientes Norberto Ast, como así también concejales y técnicos del área Tierras Fiscales del ICAA.

El ICAA en articulación con la Municipalidad de Tatacuá, realizaron trabajos y gestiones para la división de un lote fiscal que posibilitó la habilitación de los inmuebles que fueron entregados durante el encuentro en pre-adjudicación a 19 familias y 2 predios se dieron en reserva al municipio para la construcción del Jardín de Infantes Nº6. Los beneficiarios se comprometieron a presentar la documentación requerida según normativa vigente, a fin de efectivizar la tenencia definitiva del lote.

En coincidencia con la celebración del Día de los Jardines de Infantes y el Día de la Maestra Jardinera, las autoridades y docentes del Jardín de Infantes Nº 6 recibieron la carpeta con la Resolución del ICAA y el anuncio dado por el senador Flinta de avanzar en la donación del terreno pertinente.

La actividad se desarrolló en el marco del Programa del ICAA Administración de Colonias Oficiales en correspondencia con el ODS Nº 1 Fin de la Pobreza, cuya meta busca de aquí a 2030, garantizar que todos los hombres y mujeres, en particular los pobres y vulnerables, tengan los mismos derechos a los recursos económicos y acceso a los servicios básicos, la propiedad y el control de la tierra.

Los objetivos son el acceso a la propiedad de los productores agrarios que carezcan de bienes inmuebles rurales o que lo posean en extensión inferior a la de la unidad económica de explotación.

← Volver