Convenio ICAA – Facultad de Medicina. Firman acuerdo para continuar con la Vigilancia de la Esquistosomiasis.

Con la presencia del vicegobernador de la provincia Dr. Pedro Braillard Poccard, se firmó la continuidad del acuerdo de trabajo entre el Instituto Correntino del Agua y del Ambiente (ICAA) y la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Nordeste (UNNE), de la que depende el Centro Nacional de Parasitología y Enfermedades Tropicales (CENPETROP), a través del cual se efectuará el proyecto “II Vigilancia Epidemiológica de la Esquistosomiasis en la Cuenca del Río Uruguay en la provincia de Corrientes”.

El acuerdo fue firmado por el Administrador General del ICAA ingeniero Mario Rujana y el Decano de la mencionada casa de estudios doctor Samuel Bluvstein, se encontraba presente además al director del CENPETROP doctor Carlos Borda quien, junto a su equipo científico, tendrán a su cargo el desarrollo del proyecto científico. Durante el encuentro, el doctor Borda resaltó la importancia de la realización del proyecto de Vigilancia Epidemiológica cuyos resultados ampliarán los datos recolectados en la zona y sentarán bases científicas que posibilitarán llevar adelante medidas para prevenir la propagación de la esquistosomiasis, enfermedad parasitaria de origen hídrico, trasmitida al hombre por caracoles de agua dulce.

El acuerdo firmado es una renovación de trabajos realizados en una etapa anterior mediante la cual dicho centro efectuó investigaciones malacológicas, formación de colonias de caracoles, mantenimiento del ciclo biológico de schistosoma mansoni, infección experimental de B. tenagophila cuyos informes fueron presentados al ICAA, así también en exposiciones nacionales e internacionales logrando mención de honor en un encuentro científico en Brasil.

En esta segunda etapa, se continuarán con las investigaciones de laboratorio con los caracoles B. tenagophila ya colectados, para determinar si son susceptibles y compatibles a la infección con S. mansoni; acrecentar los estudios malacológicos y continuar con los experimentales si existiera las especies de Biomphalaria de riesgo, en la cuenca del arroyo Garabí; comenzar la captura de roedores acuáticos en los nichos ecológicos, proyectar las actividades incluyendo sondeos epidemiológicos en el personal de los establecimientos agropecuarios, extender estas ultimas actividades en el protocolo de admisión del personal que trabajará en el denominado “Proyecto Productivo Ayuí Grande”. Los resultados de estos estudios y sus recomendaciones, tendrán difusión a nivel provincial, nacional e internacional para la preservación del ecosistema y la prevención de las esquistosomiasis.

← Volver