DÍA DE LA MINERÍA. El ICAA saluda a los productores mineros

En el Día de la Minería -que se celebra el 7 de Mayo-, el Instituto Correntino del Agua y del Ambiente (ICAA) en su carácter de autoridad institucional en la administración de recursos mineros provinciales, saluda a los productores de arena y áridos, instándoles a profundizar en los Objetivos de Desarrollo del Milenio Agenda 2030.

Estadística

Los datos estadísticos de explotaciones de arenas, según declaraciones juradas presentadas ante el ICAA, indican que durante el año 2016 la producción total en la provincia de Corrientes fue de 626.330,42 metros cúbicos, de los cuales la mayor producción se concentra en Capital con 436.670,83 m3; seguido por  Goya con 41.916,39 m3; Bella Vista con 35.062,88 m3; Ituzaingó con 33.598,32 m3; Paso de los Libres 32.100,00 m3; Itatí con 15.225,00; Paso de la Patria con 11.540,00 m3; Esquina con 8.300,00m3; Lavalle con 7.716,00m3; Monte Caseros con 3.001,00 m3 y Empedrado con 1.200,00 m3.

Respecto a la producción de basalto, los datos indican que la totalidad de la producción durante el año 2017 fue de 931.942,27 toneladas, concentradas en tres localidades Felipe Yofre con 668.018,87 ton; Curuzú Cuatiá con 154.123,40 ton e Ituzaingó con 109.800,00 toneladas.

Producción Sustentable

El ICAA resalta que “el desarrollo social y económico depende de la gestión sostenible de los recursos naturales y reta a encontrar marcos normativos y de gestión compatibles con las normas y los compromisos internacionales”.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, constituye un plan de acción a favor de las personas, el planeta y la prosperidad, que regirá los programas de desarrollo mundiales durante los próximos 15 años y buscan poner fin a la pobreza, luchar contra la desigualdad y la injusticia, hacer frente al cambio climático, y fortalecer la paz universal.

Incluye 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) con 169 metas de carácter integrado e indivisible que abarcan las esferas: económica, social y ambiental; e implica un compromiso común y universal; al mismo tiempo que demanda de compromisos particulares, dado que cada país enfrenta retos específicos en su búsqueda del desarrollo sostenible.

Los Estados tienen soberanía plena sobre su riqueza, recursos y actividad económica, y cada uno fijará sus propias metas nacionales, apegándose a los ODS, tal como lo dispone el texto aprobado por la Asamblea General. Sin embargo, se requerirá de un espíritu de cooperación sin precedentes y un diálogo más eficaz que implica la coordinación y la colaboración entre todos los interesados.

En la Agenda 2030 se reconoce que el mayor desafío del mundo actual es la erradicación de la pobreza y afirman que sin lograrla no puede haber desarrollo sostenible. En este contexto, las industrias que interactúan con recursos naturales constituyen una parte importante de la economía mundial y, como tal, tiene el potencial de desempeñar un papel fundamental en la contribución al desarrollo sostenible y su financiación.

De manera que las dimensiones regionales y subregionales son estratégicas para viabilizar y agilizar la implementación efectiva de los ODS en políticas de desarrollo sostenible en medidas concretas a nivel nacional.

Asimismo, se requiere de la coordinación entre los diferentes niveles de gobierno y la consolidación de los procesos participativos plurales en instancias tempranas de la toma de decisión y durante la gestión de las políticas públicas y corporativas.

 

← Volver