DRAGADO RIACHUELO. “El mayor impacto de la obra es social al ser San Luis del Palmar su beneficiario”.

Con esta frase los profesionales del Instituto Correntino del Agua y del Ambiente (ICAA) sintetizan la importancia del impacto social que tiene la obra de dragado del Arroyo Riachuelo en los casi veinte mil habitantes que sufrieron los efectos de la inundación el año 2017.

Destacan además que “la obra hidráulica no genera daños ambientales irreversibles. Toda actividad humana tiene impacto ambiental y como profesionales, la intención es disminuir las consecuencias”.

Draga desarmada pasando por debajo del puente de la Ruta Nacional Nº 12

El principal objetivo que persigue la obra es mejorar la calidad de vida de los habitantes de San Luis, afectada recurrentemente por las inundaciones, sin afectar al ambiente de forma permanente.

Los impactos son “reversibles y temporales”. Se mitigan y se restauran solicitando a la empresa contratista la reforestación prevista en el Plan de Gestión Ambiental (PGA).

Para ellos se consultará a la Dirección de Recursos Forestales del Ministerio de Producción las especies a plantar, densidad, época y otras consideraciones, a fin de acelerar el proceso de crecimiento de la vegetación.

Respecto normas ambientales cabe destacar que se cumplieron ya que todas las obras del ICAA tienen la pertinente resolución de aprobación hídrica y ambiental y no precisó la realización de una audiencia pública ya que el nivel de complejidad ambiental (NCA) “no determina un impacto ambiental relevante, significativo o crítico”, según la ley 5067, decreto reglamentario y normas del ICAA vigente desde el año 2016.

Consultas

Desde el mismo momento que se anunció la obra en el Salón Amarillo de la Casa de Gobierno en mayo de 2017, sólo se acercaron al ICAA para consultas y/o sugerencias los intendentes de Riachuelo y San Luis del Palmar.

También se acercaron al ICAA técnicos de la DNV por el cruce del puente sobre Ruta Nacional Nº 12, recomendándose en ese sector suspender el dragado aproximadamente 120 metros antes y 120 metros después del puente.

Técnicos del ICAA destacaron la principal característica de la draga disponible en plena emergencia hídrica en el mes mayo de 2017, y es que puede desarmarse para cruzar el puente de ferrocarril y los puentes sobre las rutas naciones y provinciales existentes sobre el recurso hídrico.

Asimismo se consultó a la DPV sobre el cruce del Puente Pexoa, recomendando también los técnicos de dicho organismo provincial la suspensión del dragado antes y después del puente aproximadamente 120 metros de cada lado. Con esta medida se evita que los pilares de ambos puentes se vean afectados ante la fragilidad de los mismos.

← Volver