INFORME INA. Escenario hidrológico para los próximos tres meses

“Los resultados de los Centros Mundiales de Pronóstico Climático prevé condiciones El Niño leves en los en los próximos 3 meses, expresa el informe del Instituto Nacional del Agua (INA) sobre los posibles escenarios hidrológicos para el trimestre febrero a abril, emitido el pasado 6 de febrero.

En el Litoral Argentino y cuencas de los ríos Uruguay, Iguazú y media-baja del Paraguay se esperan lluvias normales a por encima de lo normal. En tanto que en la cuenca alta del río Paraguay y del Paraná en territorio brasileño se esperan lluvias dentro del patrón de normal.

Durante el trimestre se registraría un gradual retorno a la normalidad en los niveles del río Paraná medio e inferior y en los cursos del Delta. Mientras que el río Uruguay podría tener nuevos repuntes significativos en su cuenca media.

De acuerdo con la reciente evolución de las condiciones atmosféricas y oceánicas y los pronósticos correspondientes se esperan para el próximo trimestre condiciones de El Niño, con una probabilidad menor al 70% en el otoño.

Los resultados de diversos modelos de pronósticos del Enso muestran condiciones neutrales; pero es probable el desarrollo del fenómeno leve el Niño a principios y otoño de 2019.

Se presentan además los mapas de tendencias climáticas de consenso elaborados en el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) de Argentina y por CPTEC e INMET de Brasil, correspondiente a precipitaciones acumuladas en el trimestre febrero-marzo-abril de 2019.

Enero 2019

En el mes de enero se presentaron dos zonas bien diferenciados de comportamiento de las lluvias: por encima de las normales en el sur de la Cuenca del Plata y por debajo en el centro-norte de la misma.

Se produjeron eventos de lluvias excepcionales en el centro-sur del Litoral, centro-norte de nuestro país, media-baja del río Uruguay y noroeste argentino; con anomalías de +400 mm; superando lluvias records mensuales en varias localidades.

Estas lluvias fueron en gran parte debido a la presencia de ondas proveniente de la variabilidad semanal en el Pacífico tropical oeste y al flujo del norte. En tanto que en la cuenca del Paraná y Paraguay en territorio brasileño se dieron los mayores déficits de lluvias. El patrón de lluvias fue muy similar al mes de diciembre, pero con anomalías de lluvias más intensos en el centro-sur del Litoral y cuenca del río Uruguay.

Se espera la ocurrencia de eventos de precipitación localmente más intensa que lo normal sobre el centro y norte de Argentina durante el transcurso del próximo trimestre, pudiendo complicar las zonas recientemente afectadas por las inundaciones y/o excedentes hídricos.

 

Río Paraná

Las lluvias superaron levemente los valores acumulados normales de enero, sin eventos muy significativos. Nuevamente se mantuvo muy acotada la actividad sobre el tramo misionero-paraguayo.

El caudal afluente a Yacyretá fluctuó entre 9.900 metros cúbicos por segundo el 07 de enero y entre 15.200 metros cúbicos por segundo el 18-19 de enero. El caudal fue 12.700 metros cúbicos por segundo el 31 de diciembre. Promedió en el mes los 12.800 metros cúbicos por segundo, 4.300 metros cúbicos por segundo menos que en el mes anterior y un 19% por debajo del promedio mensual de los últimos 25 años.

El caudal descargado disminuyó con fluctuaciones de 15.600 metros cúbicos por segundo a 12.700 metros cúbicos por segundo el 31 de enero. El promedio fue de 12.600 metros cúbicos por segundo, 300 metros cúbicos por segundo más que en el mes de diciembre.

En enero se acentuó fuertemente el escenario de lluvias persistentes registrado en diciembre sobre la cuenca de aporte al tramo, recargando a los Bajos Submeridionales y todas las cuencas de la provincia de Corrientes. Las anomalías positivas de lluvia superaron puntualmente los 400 mm.

Se registró un contraste entre los niveles registrados en las secciones agua arriba de Goya y Reconquista (muy próximos a los valores normales) y los niveles registrados en el tramo siguiente y hasta la cabecera del Delta (netamente en la franja de aguas altas).

El nivel en Corrientes fue de 3,48 metros el 09 de enero y 4,58 metros el 22 de enero. El 31 de enero fue de 4,08 metros. (Nivel de Alerta 6,50 m-Nivel de Evacuación 7,00 m). El promedio mensual fue de 3,98 metros resulta casi coincidente con el valor medio mensual desde 1993 y 0,64 metros menos que en el mes de diciembre.

La escala de Goya comenzó a registrar la afluencia de los excedentes de lluvia el 16 de enero, revirtiendo la tendencia descendente. Alcanzó un pico de 4,84 metros el 24 de enero. El 31 de enero había descendido a 4,54 metros, tendencia que se mantuvo a la fecha (Nivel de Alerta 5,20 m-Evacuación 6,70 m). Promedió en el mes 4,43 metros, 0,35 metros menos que en el mes de diciembre, pero 0,45 metros por encima de lo normal.

Dada la perspectiva climática, se espera que durante el trimestre de interés los niveles persistan en valores superiores a los normales, aunque con tendencia gradual descendente.

Río Uruguay

A partir de la segunda semana de enero las lluvias se concentraron y acentuaron sobre la cuenca media del río y particularmente sobre la cuenca inmediata al embalse de Salto Grande. Los eventos afectaron tanto a la margen argentina (Aguapey y especialmente Miriñay) como a la margen brasileña (Ibicuí y Quareim). Puntualmente se alcanzaron récords de precipitación, con anomalías que superaron los 400 milímetros.

En Santo Tomé el caudal fluctuó entre 1.800 metros cúbicos por segundo el 05 de enero y 5.900 metros cúbicos por segundo el 20 de enero. El 31 de enero fue de 2.800 metros cúbicos por segundo. Promedió en el mes los 3.700 metros cúbicos por segundo, 1.000 metros cúbicos por segundo más que en el mes anterior.

En Paso de los Libres el caudal aumentó de 3.900 metros cúbicos por segundo a 15.600 metros cúbicos por segundo el 21 de enero. El 31 de enero fue de 10.300 metros cúbicos por segundo. Promedió en el mes los 10.800 metros cúbicos por segundo. Se superó el Nivel de Evacuación de 8,50 metros durante siete días.

INFORME COMPLETO

← Volver