RUJANA.“La obra de Lavalle es una realidad después de muchos años de espera”

“Llegar a la concretar esta obra,  fue un proceso de mucha insistencia, gestión y análisis técnico” dijo el titular del Instituto Correntino del Agua y del Ambiente (ICAA) ingeniero Mario Rujana, quien recordó que inicialmente  las defensas eran parte del proyecto del puente Goya- Reconquista.

El titular del ICAA explicó que desde que se elaboró dicho proyecto se produjo  el corrimiento de casi 20 metros de costa, obligando a reformular con el mismo presupuesto, la nueva alternativa,  que inauguraron esta semana el gobernador Gustavo Valdés y el Secretario de Infraestructura y Política Hídrica de la Nación, Pablo Bereciartua, junto autoridades de carteras ministeriales, organismos provinciales, autoridades municipales  y vecinos.

La obra fue encarada en el marco del Plan Nacional del Agua, incluido en el Plan Belgrano en articulación nación provincia; las inspecciones estuvieron cargo de profesionales del ICAA y la supervisión de la Secretaría de Infraestructura y Política Hídrica de la Nación.

La superficie saneada fue de 800 hectáreas que benefició a una población de 2.990 habitantes, con financiamiento del Fondo de Infraestructura Hídrica, por un monto cercano a los 174 millones de pesos.

La obra consistió  en conseguir la consolidación de la costa mediante la ejecución de espigones que permitan alejar de la orilla las líneas de corriente con alta velocidad y evitar así que el material de la margen sea transportado y se erosione.

Tanto los pilotes metálicos como las tablestacas que conforman cada espigón, están vinculados entre sí mediante una estructura formada por vigas metálicas que vinculan los pilotes en su parte superior, formando una superestructura de arriostramiento horizontal.

Además, al generar entre los espigones, zonas de aguas con corrientes de menores velocidades, se favorece que los sedimentos se depositen entre ellos, con lo que se logra un efecto adicional favorable y es necesario para la consolidación del sitio.

Se colocaron seis espigones de 45 metros de largo dentro del río y empotrados en terreno firme, en coincidencia con las calles Madariaga, Güemes, A. Argentina, Colón, Tacuarí y Chacabuco de la localidad de Lavalle.

El ICAA hizo hincapié además en el cuidado de la obra, es importante que la ciudadanía respete las indicaciones de protección para que lo construido pueda mantenerse en el tiempo, así como evitar posibles accidentes en los espigones y pasarelas.

La continuidad del proyecto de obra, anunciado en el acto inaugural, abarcará  la construcción de la protección horizontal, se estará licitando próximamente.

← Volver